Jim Novack

Regresando de Nueva York, muy cansados por un viaje muy ajetreado y “marchoso”  –rezando para que el jet lag no hiciera de las suyas en nuestros cuerpos y nuestras mentes– y con más ganas de dormir que de hablar, sonreír o pensar, consumíamos nuestros últimos minutos en la “Gran Manzana” sentados en un banco del John F. Kennedy, ese maravilloso aeropuerto.

Casi sin entender lo que el altavoz de la sala de embarque decía, subimos como zombis al avión por aquella escalerilla que llevaba a una impresionante azafata negrita que consiguió con una sonrisa que se nos quitara el sueño de golpe y que Nueva York aún me pareciera mucho más interesante con alguien así viviendo en la ciudad.

Nos deslizamos por el pasillo central buscando con desesperación nuestro asiento, pensando más en conciliar el sueño que en la negrita -bueno esto no lo recuerdo muy bien- y rogando que nuestro sitio no fuera cerca una familia con un bebé que había a la izquierda… Pero el destino nos hizo unos minutos la puñeta: ¡nuestros asientos eran justo los que estaban delante de la familia! Todas mis ganas de dormir se convirtieron en mala leche cuando la manita del bebé –que era una niña– impactó con un golpe a mano abierta en mi calva. Sus padres, educadísimos, me pidieron perdón, y yo, que  venía con mucho “mono” de mi hijo Pancho, estiré mis brazos hacia una carita preciosa, con una sonrisa aún mas bonita, y la niña voló conmigo prácticamente todo el viaje.



[1]  |  [2]
tarifas habitación jim novack  tarifas  |  reservar
Galleria Demo 1
Menú microhotel-restaurante La Puerta del Perdón, Villafranca del Bierzo
habitación El Mar habitación Cristóbal Halffter habitación D.O. Bierzo
habitación Numancia habitación Jim Novack habitación El Camino
habitación El Nidito Restaurante La tiendita

créditos | Aviso Legal

Copyright © La Puerta del Perdón 2012
versión anterior de la web